viernes, 13 de mayo de 2011

CAPITÁN DE UNA TABLA DE NAUFRAGIO


                                                           La novena ola, Ivan Aivazovsky.
                                                           Imagen de Wikimedia. 



¡Qué altas vienen las olas
de la marea social!
y yo, humilde remero,
capitán de una tabla de naufragio,
a veces me veo ahogar.

¡Qué altas vienen las olas
de la marea social!
y yo que soy del terruño 
que nunca ha bañado el mar,
ni río bravo ni calmo,
tan solo un pequeño arroyo
de muy escaso caudal,
aprendí a nadar muy mal
viendo algún documental
que hablaba de los salmones
cuando van a desovar,
cosa que viene a explicar
la tendencia que yo tengo
a nadar contracorriente
cuando nado entre la gente
de la marea social.

¡Qué altas vienen las olas
de la marea social!
que empuja, cual tempestad,
esta cruda realidad
que ahoga las esperanzas
de los que quieren llegar 
a un puerto seguro y de tierra firme
donde poder comenzar
la vida que imaginaron,
la vida que ellos querrían,
la vida que se merecen,
donde el vivir fuera vida,
donde el estar fuera paz,
y el morir un hasta luego
que tuviera un buen final.

Impersonem.

17 comentarios:

Blogger Cecy ha dicho...

Me conmueve tu bella humildad.
Ojala el mundo estuviera mas lleno de capitanes como tu, que sin saber nadar, logras leer muy bien lo que ocurre socialmente en cualquier parte de este mundo. Y sobre todo pides ni mas ni menos que aquello que nos merecemos.

Un abrazo enorme, querido amigo!

12 de mayo de 2011, 3:03  
Blogger Novicia Dalila ha dicho...

¡Qué bonito, Impers¡¡¡ La verdad es que es muy triste tener que reivindicar lo que simplemente nos merecemos y que es algo tan obvio como una vida tranquila, en paz y con lo más básico cubierto.... Una tabla de naufragio es poco reino para un capitán, pero hay que tener en cuenta que navega y que desde ahí se puede llegar a cualquier sitio dejándose llevar por las corrientes marinas.


Un beso fuerte, Impers. Cuídate mucho.

12 de mayo de 2011, 8:45  
Blogger María ha dicho...

Hola, Impersonem:

Me alegra mucho cada vez que publicas algo en tu blog, porque siempre que escribes es para gritar, reivindicar, para hacernos ver que no tenemos que callar, si no hablar y protestar por lo que no estamos de acuerdo porque parte de la culpa la tenemos nosotros, que parecemos ovejitas que nos mandan ir a un lado y allá que vamos, parece como si estuviéramos aletargados, y los de arriba, manipulándonos a su semejanza, y ahora es cuando se acuerdan de nosotros, cuando llegan las elecciones para conseguir nuestros votos, yo ya estoy harta, tendríamos que darles una lección a todos los políticos, yo votaré porque es mi deber acudir a las urnas, pero no se ni lo que haré, si echarlo en blanco, o votar a otros distintos que no sean ni los que están ni la oposición.

Lo has explicado genial en tus palabras, esto es como una marea social que ahoga las esperanzas de los que quieren llegar a un puerto seguro.

Me quedo con todas tus palabras.

Un beso.

12 de mayo de 2011, 17:36  
Blogger María Socorro Luis ha dicho...

Siempre me golpean tus poemas sociales, de denuncia , reivindicación. Casualmente, se complementan con los mios del domingo.

Abrazo hermanado.

12 de mayo de 2011, 18:36  
Blogger Lydia ha dicho...

Aunque sepamos nadar, amigo, aunque sepamos nadar la marea es tan grande, yo diría que es un tsunami. Y que puede hacer uno frente un tsunami? Tu poema es muy triste pero muy real.

Un abrazo fuerte,

12 de mayo de 2011, 19:38  
Blogger Pedro Ojeda Escudero ha dicho...

Además, no sabemos nadar adecuadamente en estas condiciones.

13 de mayo de 2011, 21:55  
Blogger impersonem ha dicho...

Por alguna razón que desconozco ayer se me borró este post que había publicado y los comentarios que Cecy, Dalila Novicia, María, Soco y otro que no sé de quién era, pues no pude visionarlo porque me daba error...

Si logro arreglarlo los pondré y si no pues lo sentiré porque vuestas palabras son muy apreciadas para mí.

Gracias y abrazos.

13 de mayo de 2011, 21:57  
Blogger VivianS ha dicho...

Hola Impersonem
Me encantó, es poético y encierra esa solidez que siempre te caracteriza.
El final es muuuy bueno.
Espero estés bien.
Un abrazo con afecto.

13 de mayo de 2011, 22:10  
Blogger Cecy ha dicho...

Seguramente te abre dicho a este precioso poema, que tienes una lectura de la realidad que abarca mucho más de lo social de un lugar, sino que es lo que estamos en cierta manera viviendo todos. Y admiro tu humildad en la forma como lo expresas. Amigo para mí eres un gran Capitán.

Un gran abrazo.



Pd: Espero que no te molestes con esta sugerencia: dentro del acceso a tu blog, tienes una opción que dice configuración y allí otra que dice comentarios, vas hasta el final de esa página y te encontraras con otra opción Correo electrónico de notificación de comentarios puedes colocar un correo tuyo y todos los comentarios que sean dejados en tu blog, también serán enviados a tu cuenta. Y es una manera de no perderlos.

13 de mayo de 2011, 22:22  
Blogger impersonem ha dicho...

Todo lo contrario Cecy, te agradezco tu sugerencia que a la vez me sirve de aprendizaje. Muchas gracia por comentario y sugerencia.

Abrazo grande.

13 de mayo de 2011, 22:35  
Blogger impersonem ha dicho...

Parece ser que Blogger tuvo problemas...

13 de mayo de 2011, 22:35  
Blogger María ha dicho...

Impersonem:

No te preocupes, blogger está teniendo problemas desde el día 11, y lo están solucionando, a mí también se me han borrado varios comentarios de los dos blogs, a otros, se les ha borrado los posts, etc, pero ya te digo, es debido a problemas técnicos que están solucionando.

Un beso.

13 de mayo de 2011, 23:35  
Blogger María ha dicho...

Te dejo el enlace del periódico EL PAÍS sobre los problemas que hemos tenido en blogger:

http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Google/comienza/restablecer/Blogger/plataforma/blogs/dias/averia/elpeputec/20110513elpeputec_5/Tes

14 de mayo de 2011, 0:26  
Blogger Noelplebeyo ha dicho...

que empape a todos

14 de mayo de 2011, 11:12  
Blogger Lourdes ha dicho...

¡hola imper! es lo que tiene el secano...que no sabemos nadar :).

Lo que no estoy segura es de que haya una gran marea social... la gente se amarra a los tablones del barco que se va a pique para seguir navegando a favor de corriente.

****

14 de mayo de 2011, 17:22  
Blogger Novicia Dalila ha dicho...

Impers, yo te había dicho que me ha encantado tu poema y que aunque una tabla de salvación es insuficiente para un capitán de navío, al menos flota y se puede ver mucho mundo dejánose llevar por las corrientes marinas...
Te sugiero lo mismo que Cecy. Yo antes no lo tenía así, pero es muy útil para cuando te dejan comentarios en post antiguos (tú en el correo lo ves) y para estas ocasiones también... Yo he copiado los comentarios que me dejaron durante esas horas :D
También es útil para tener constancia de comentarios que te dejan y que luego, por la razón que sea, se arrepienten y los borran ;-)

Un beso y feliz domingo.

15 de mayo de 2011, 10:03  
Blogger MARU ha dicho...

Buen análisis de la situación que vivimos en nuestra sociedad actualmente.
Tienes suerte, de tener una tabla a la qué asirte, muchos ni eso tendrán y se verá, engullidos por remolinos, maremotos y demás catástrofes socio-económico-políticas.

Lo difícil es saber a qué tabla asirse de las muchas que los charlatanes nos ofrecen...
Porque por desgracias, modelo a emular o guía a quien escuchar, en estos momentos es vano.
Me gusta ser optimista, pocuro serlo y espero que el juicio del ser humano sea capaz de separar el trigo de la paja....
Un beso amigo, y gracias por estar conmigo en esta nueva andadura.

15 de mayo de 2011, 20:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal