martes, 17 de mayo de 2011

ORACIÓN PROFANA

                                                        Mosaico de una iglesia en Tabgha, Israel
                                                        Imagen de Wikipedia.




                              
                                              "Soy el publicano que no sabe rezar.
                                               Llamadme publicano.
                                               Llamadme todos publicano.
                                               Llamadme publicano vosotros también.
                                               Así me llama el Arcipreste.
                                               Y los líricos flecheros farisaicos
                                               que guardan el secreto
                                               de cómo se disparan
                                               el verso y la oración"
                                                   (León Felipe, "Llamadme Publicano")






¿Cinco panes y dos peces?
Eso corre de mi cuenta, 
de la tuya va el milagro...

Multiplica con cuidado,
tienes que ser muy preciso
en los trozos de pescado
y de pan blando 
que hacen falta
para llenar estas cestas
que logren quitar el hambre
del humilde y desterrado
al que todo fue quitado
por algunos miserables 
que están sobrealimentados
y que  atesoran sus miserias
esquilmando los recursos del planeta...

Por favor no me respondas
con el famoso sermón
de los bienaventurados
porque yo te estoy hablando
de los mal alimentados
que necesitan comer...


No te pido que repitas
lo que hiciste en Caná
la cosa no está pa' fiestas
y vino nos va a sobrar...


Pero dinos lo que hiciste en Tiberíades
para poder caminar
sobre las aguas del mar,
cosa que nos vendrá bien
para poder evitar
que el agua nos llegue al cuello
y un día nos pueda ahogar...


Y ahora sólo una cosa más:
como a ti sí te hacen caso,
dile al viento que se pare
y a las olas que estén quietas
para ver si de una vez
se extingue esta tormenta
que amenaza tempestad
y llegamos a buen puerto
con las redes bien repletas
de paz y de libertad...


Tal vez te he pedido mucho,
seguro que más de la cuenta,
pero, aunque ya no creo en nada,
a mí a fe nadie me gana,
y ya puestos a pedir...

 ¡Hágase tu voluntad!


Impersonem.

Etiquetas: ,

9 comentarios:

Blogger Lourdes ha dicho...

Amén

17 de mayo de 2011, 2:09  
Blogger Cecy ha dicho...

Tu has escrito la mejor oración.
Gracias Amigo.
No queda nada por decir.

Un abrazo grande!

17 de mayo de 2011, 2:55  
Blogger Noelplebeyo ha dicho...

me temo que el mesías está en el banco

17 de mayo de 2011, 3:10  
Blogger Pedro Ojeda Escudero ha dicho...

Es hora ya de volver a León Felipe y Celaya.
Abrazos.

17 de mayo de 2011, 7:57  
Blogger María Socorro Luis ha dicho...

Me uno a tu oración. La comparto en su totalidad.

El domingo estuve en la manifestación-denuncia Democraciarealya aquí en mi ciudad. Hubo gente, no mucha, pero fue estupenda: sin lemas políticos, sin mentiras... Un rayito de esperanza?...

Abrazos

17 de mayo de 2011, 8:38  
Blogger VivianS ha dicho...

Hola Impersonem!
Estoy trabajando en otras ciudades desde ayer (hasta el jueves), hoy encontré wifi así que a la noche te leeré. Se me termina el almuerzo, me voy.
Un abrazo.

17 de mayo de 2011, 18:51  
Blogger VivianS ha dicho...

(Ya es la noche y he vuelto)

No cambias mi estimado Impersonem!
Al terminar de leer el texto sentí el mismo impulso que Lourdes, un Amén rotundo.
¡Qué difícil balancear la justicia! Aunque creo que será así siempre, los sufridos y los sobrealimentados. Los que carecen de educación y los que se aprovechan de ellos porque educarlos es hacerlos libres. En fin, este tema da para un análisis amplio con un final acostumbrado; el presente.
Al menos tu voz no calla.
Un beso

18 de mayo de 2011, 2:37  
Blogger Novicia Dalila ha dicho...

¡¡¡que buena, Impers¡¡¡
¡¡¡como me gusta tu forma de denunciar¡¡¡

Un beso fuerte

18 de mayo de 2011, 15:07  
Blogger LILIT ha dicho...

jajaja, estupenda entrada, con buen humor pero con buena crítica.

Yo no he perdido la esperanza, y ahora con estos movimientos en la calle, va en aumento, al menos ya no siento que estamos todos tan anestesiados, respiramos! ozú.


un abrazo.

19 de mayo de 2011, 12:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal