lunes, 23 de enero de 2012

CANAS Y CONCLUSIONES

                                            imagen de wikipedia

 La experiencia nos enseña a separar el grano de la paja.

El peso de la memoria...
las dudas de la razón...
déjole yo al corazón
que elija sus desengaños,
pues en el correr de los años
ha de aprender a elegir.

Nunca he sabido fingir
sobre el pensar y el sentir,
nunca he podido callar
ante quien tira la piedra
mientras esconde la mano,
ni ante quien cuenta mentiras
con la intención de engañar.

Y al paso de la memoria...
y al grito de la razón...
decidiendo el corazón,
mis canas suman edades,
y en todas las verdades
que la ciencia dio por ciertas
no encontré tanta verdad,
pues quitando algunas fiestas,
y otras siestas de guardar,
las recetas que funcionan
no lo hacen por razones

de objetiva claridad
sino por disposiciones
de imperativo legal
para que cuadren las cosas,
con sus números y letras,
en este imperio letal.

Ay achaques de la edad...
ay desengaños del tiempo...
que me hacéis reflexionar
sobre el mundo de los vivos,
sobre el mundo de los muertos,
y sobre los muchos entuertos
que encontré en mi caminar,
y ahora ya empiezo a saber,
después del tiempo vivido,
lo que cuestan los laureles
y lo que importan los cominos,
y con tal conocimiento
he llegado a comprender
que los castillos en el aire
nunca han tenido cimientos,
y que un castillo de naipes
aguanta muy mal el viento,
y que los mejores sueños
acaban frente al espejo
de la cruda realidad
donde se mira la cara
el diario despertar,
y que la vida no es más
que aprender a ser y a estar
a través de la experiencia,
que enseña más que la ciencia
que el poder ha ido dictando
con sus hormas y sus armas
y en tomos de pasta y lomo
ha quedado encuadernada
para uso y archivo,
y para que el ilustrado y el lego
practiquen el mismo credo
que han dictado y dictan
los que imponen lo mandado.

Por eso, y por otras cosas,
al echar la vista atrás
desde la edad que almaceno,
el peso de la memoria
y las dudas de la razón
motivaron así, tal cual,
esta humilde reflexión
que salió del corazón
sin poderlo yo evitar.

Impersonem

Etiquetas: , ,

16 comentarios:

Blogger Cecy ha dicho...

Mientras te leía, se me venían partes del Martín Fierro. Una muy sincera prosa que rebosa sabiduría de la cual es digna de todo aplauso.
No dudo que tu corazón es de oro.

Un gran abrazo Amigo!

23 de enero de 2012, 2:52  
Blogger VivianS ha dicho...

Qué bonito…
“ y que los mejores sueños,
acaban frente al espejo”.
A veces me da pánico reflexionar tan profundo porque sé que encontraré la mayoría de estas cosas, u otras. Nos vamos desencantando en cada paso, o tal vez sea que vamos adquiriendo experiencia y ésta nos regala la verdadera cara de la vida y sus actos.
Los desengaños, ay Impersonem, mejor los quiero lejos aunque ayuden a elegir en el futuro, es que deterioran la confianza…y me harto, y me harto ( y sonrío)
No quiero ser latosa redundando en lo mismo, es un tema profundo y largo que tiene tela por donde cortar.
Me gustó, muy bueno lo tuyo. ¿Ves? Todo tiene una parte positiva, y son estos versos.
Besos
¡Qué poco importan los cominos!

23 de enero de 2012, 2:58  
Blogger VivianS ha dicho...

Creo que hay alguien con insomnio, ;)

23 de enero de 2012, 2:59  
Blogger impersonem ha dicho...

No es insomnio Vivian, sólo que me puse tarde con la entrada y se me ha llegado esta hora, ya he mirado el reloj muchas veces, y mañana me acordaré "de lo que pesan ciertas decisiones en la urgencia del despertar a ritmo de despertador".

23 de enero de 2012, 3:05  
Blogger Pedro Ojeda Escudero ha dicho...

Quien no peina canas no sabe de la misa la media.
Y cómo se agradece lo que bien viene del corazón.

23 de enero de 2012, 12:53  
Blogger Fran Alonso ha dicho...

http://livetoforget.blogspot.com/

26 de enero de 2012, 15:51  
Blogger Novicia Dalila ha dicho...

Me ha gustado mucho, Impers... Es que no sé, me parece que después de leerlo te conozco mejor. Habla de ti. De ti por dentro.
Me ha encantado esto:
"Que la vida no es más que aprender a ser y a estar"...
Y es que es así.

Un beso fuerte, Impers. :***

27 de enero de 2012, 12:45  
Blogger VivianS ha dicho...

Saludos Impersonem!

29 de enero de 2012, 0:08  
Blogger María ha dicho...

Me ha gustado tu reflexión, Impersonem, escrita en versos.

El paso del tiempo nos hace reflexionar sobre muchas cosas de la vida, y hoy con tus versos aprendemos un poquito más de tu interior, gracias, Imper.

Tampoco yo jamás he sabido fingir, pero mucho menos mentir, y tampoco me gusta la gente que lo hace.

Un beso.

29 de enero de 2012, 17:13  
Blogger Lydia ha dicho...

De gran merito, estos versos. Felicitaciones.

Era como oir hablar a un viejo rey, sabio y desengañado de la vida, que es capaz de ver lo que es, sin más. Hay que empezar a tener canas para ver como funcionan las cositas y quien las maneja.

Un abrazo fuerte,

1 de febrero de 2012, 18:38  
Blogger María Socorro Luis ha dicho...

Canas y conclusiones que no apagarán tu rebeldía.

Un gran abrazo.

7 de febrero de 2012, 15:39  
Blogger María ha dicho...

Me quedo con el que todos podemos elegir, yo elijo quedarme aquí a leerte y reflexionar con tus palabras.

10 de febrero de 2012, 10:46  
Blogger María ha dicho...

Hoy venía a desearte un feliz domingo, en esta tarde de frío invernal.

Un beso.

12 de febrero de 2012, 16:53  
Blogger LILIT ha dicho...

que sabio eres amigo IMPERSONEM...
ah, y me quedo con esto:
"y que la vida no es más
que aprender a ser y estar
a través de la experiencia,
que enseña más que la ciencia"

maravilloso.

8 de marzo de 2012, 17:38  
Blogger seriecito ha dicho...

Aprender a ser y estar... mas que suficiente para vivir mejor.

Lástima que lo demandemos, pero no lo practiquemos más

Salu2:

3 de abril de 2012, 16:29  
Blogger Rafael ha dicho...

Larga y profunda reflexión en este intento de romance con aire juglaresco.
Un abrazo y feliz martes.

12 de febrero de 2013, 13:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal