miércoles, 28 de enero de 2009

Quehaceres



Como el ave extiende sus alas
sobre la inmensidad del cielo,
así extiendo yo mi mente
buscando incansable el infinito.

Como la mancha de tinta
se extiende sobre el pergamino,
así se extiende sobre mí la vida
tratando de emborronar mis ideas.

Como la guerra confunde a la historia
engañándola con tratados inútiles,
así se confunde mi alma
con tratados que hablan de amor.

Como sol escondido entre nubes
esperando a que pase la tormenta,
así se esconde mi corazón
de la infernal rutina de cada día.

Como rosal que se cubre de espinas
en protección de las rosas,
también mi corazón se cubre
en protección de los sentimientos.

Como reloj que se adelanta en la jornada,
así adelanto yo mi pensamiento
en cómica carrera con el tiempo.

(Impersonem)

9 comentarios:

Blogger Cecy ha dicho...

y se luce en las letras.

:)

28 de enero de 2009, 22:01  
Blogger Roberto Esmoris Lara ha dicho...

Tanto prevenirse, tanto escudarse. Esos ojos de bosque eternamente bajo el hacha son la última mirada antes del vuelo libre.
Abrazo, amigo!
Muchas gracias por tu vuelo!

REL

30 de enero de 2009, 22:03  
Blogger impersonem ha dicho...

Gracias Cecy por pasar, honrado con tu visita y con tu comentario.
Saludos.

1 de febrero de 2009, 22:34  
Blogger impersonem ha dicho...

Roberto, gracías por tu visita. Aun en el vuelo a corazón abierto y a pecho descubierto, los simples pajarillos como yo, no podemos perder de vista a los halcones. Esa poesía se apoya un poco en la biografía, y ya sabes que la "Ley es una red que caza moscas y deja libre a los halcones".

Un abrazo.

1 de febrero de 2009, 22:42  
Blogger mar ha dicho...

Volando en la inmensidad del universo, desplegando nuestras alas para dejar volar palabras tan bonitas como estas..
Un besito y una estrella.
Mar
Gracias por tus visitas y palabras en mi eclipse

2 de febrero de 2009, 1:44  
Blogger ybris ha dicho...

Carrera con el tiempo.
Adelantarle es ya triunfo.
Triunfo sobre lo perecedero, sobre la indefinición, sobre la guerra, sobre el tedio, sobre la insensibilidad.
No siempre se consigue pero merece la pena intentarlo.

Un abrazo.

2 de febrero de 2009, 5:52  
Blogger impersonem ha dicho...

Mar, gracias por tu visita, seguiremos volando hacia ese mundo de paz que imaginamos... desde el interior de lo que somos, en el exterior con lo que hacemos...

Abrazos.

2 de febrero de 2009, 12:12  
Blogger impersonem ha dicho...

ybris, gracias por tu visita, intentaremos "hacer camino al andar", en la victora de la vida que tú describes, al ritmo de nuestro corazón, hasta que la Parca que ha de cortar el hilo derrote a nuestro cuerpo, pero no a lo que elegimos ser.

Abrazos.

2 de febrero de 2009, 12:25  
Blogger María ha dicho...

Como ese sol que se esconde tras esas nubes, y que no se deja ver...

Como esas manchas que no pueden eliminarse...

Como ese esas alas que no pueden volar...

Como la vida misma llena de obstáculos y oscuridades.

Un beso.

5 de mayo de 2009, 16:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal