martes, 18 de octubre de 2011

Otoño

                                                         Otoño de Giuseppe Arcimbolo
                                                                            imagen obtenida en Wikipedia

Llega el otoño 
y se me cae el ánimo,
hojarasca de este débil árbol 
que tiembla con el viento, 
humus sobre las nostalgias 
que anidan dentro de mi alma...


Llega el otoño 
y se me cae el ánimo 
y con él todos mis credos, 
y hurgo en mi memoria 
abstraído en los recuerdos, 
y hurgo con mis torpes dedos 
en todas las heridas 
que aún no ha cerrado el tiempo, 
y no encuentro motivos ni respuestas 
que expliquen lo que siento, 
aunque tal vez mi razón, 
y su instinto de conservación, 
nieguen partidas (de marchar y de "jugar"), 
ausencias y temores 
que, clavados en el corazón, 
podrían alimentar mil huracanes... 

Llega el otoño 
y se me cae el ánimo, 
y viéndolo en el suelo, 
derrotado y quieto, 
cualquiera diría que está muerto... 

Llega el otoño
y se me cae el ánimo 
porque el verde de los prados 
es ya un recuerdo
que huele a humus eterno... 

Pero vendrán más primaveras 
a rescatarme de este duelo, 
porque hay gotas de lluvia 
pendiendo de las nubes 
que en un picado vuelo 
¡bendita gravedad! 
llegarán al suelo 
a dar vida y consuelo 
a todo lo sembrado.



Impersonem


Etiquetas: