viernes, 28 de noviembre de 2008

¿POR QUÉ?

Y un día yo vi llorar a un niño,
y vi volar a un pájaro,
y vi saltar a un corzo,
y vi nadar a un pez,
y no les pregunté por qué lo hacían.

Y un día vi pedir a un pobre,
y vi palpar a un ciego,
y vi apoyarse a un cojo,
y vi quejarse a un herido,
y me pregunté por qué lo hacían.

Y un día vi que me alababan,
y otro día vi que me odiaban,
y otro día vi que me acogían,
y otro día vi que me despreciaban,
y no me pregunté nada.

(impersonem)

Etiquetas:

CONTRA CORRIENTE

Agarrados a la vela del tiempo
navegamos en un mar
donde la corriente es adversa.

El aire que al principio nos empuja
es el que, en el último momento,
echamos de menos como oxígeno.

Las olas de la maldad
intentan volcar nuestro barco.

Los burgueses tiburones de este mar
intentan sobreponer su aristocracia.

El egoísta del pulpo
se aferra a todo con sus ventosas.

La ballena tiraniza su poder
para avasallar a los pececitos.

Y, a pesar de todo esto,
nuestro barco sigue su rumbo
esperando que un día, y para siempre,
el viento sople a nuestro favor.

(impersonem)


Etiquetas:

jueves, 27 de noviembre de 2008

SIN TECHO, SIN PAREDES, SIN SUELO...

El domingo pasado, 23 de noviembre, fue el día de los "sin techo", de los que por una razón o por muchas se ven abocados a la intemperie de la noche, de los que por una razón o por muchas han cruzado el umbral de la pobreza u otros umbrales.

En estos tiempos de pregonada crisis económica, la corriente ha dejado abiertas muchas puertas a esa infernal realidad. Puertas que conducen a un infierno de frío, de hambre, de desprecios. A un infierno que conduce a otros muchos infiernos.

Sueños a cielo raso esperando amaneceres para buscar la puerta de salida. Esperanzas vencidas en cada anochecer ( "la esperanza es un buen desayuno pero una mala cena"). Preguntas desesperadas sin respuesta... mañana será otro día... ¿un día que ocupará otra causa? Otro día para que los estadísticos hallen cuántos vivimos y padecemos cada miseria... ¿Otro día para que los propósitos de solución parezcan verdad?... ¿Otro día para tapar los agujeros de los bancos con dinero público para que nadie siga el rastro del dinero que, por arte de magia, se ha evaporado, mientras millones de personas transitan por los filos de su destino, abandonadas por el sistema a su suerte, buscando la puerta por donde se sale de ese hábitat que carece de techo, de paredes y de suelo?... Mañana será otro día y... "suficiente para cada día es su propio mal". ¿Un día al año para recordar, que no para solucionar, una causa y 364 días para el olvido?...

Etiquetas:

MODAS, MITOS Y ¿METAS?

Hoy que tanto se buscan argumentos
para explicar las olas juveniles
y vestir de razones los perfiles
del aura social de estos momentos,

quiero yo hablar de grandes monumentos
que esculpieron a roce de esmeriles
y cuidaron más tarde los ediles
como si fueran grandes instrumentos.

No es esta una extraña y lejana escena,
asoma cada día sobre el rito
de verse convertidas en cadena

las cuestiones que antaño fueron grito,
cuando algunos con barbas y melena
quisieron ser, más que hombres libres, mito.

(impersonem)

Etiquetas:

lunes, 24 de noviembre de 2008

EL POETA/ LA POETISA (En memoria de todos los poetas y poetisas).

El poeta canta. Instruye a la melancolía.
Somete el ruido a la cadencia, al ritmo.
El poeta es libre de preguntarle al día
por su hermana la noche. Por los hados
y por la jerarquía de las estrellas. Triste.
Entristece el poeta al mirar la estela de la sombra
al alba.La sombra se esfuma. La luz
penetra en su estancia y quiebra sus sueños.
El poeta también, de vez en cuando, se muerde
las venas y grita. Revienta. Reprime su esencia
que huele a destino y desgrana el camino
de los oprimidos. Y llora el verso. Lágrimas.
Verso a verso se humedece la cara del poeta.
Verso a verso se orina la pena. Sal amarga.
¿Quién es el poeta? ¿Cómo es el poeta?
El poeta es un ejemplo de alegría y de tristeza.
El poeta es como un sueño entre muchas cosas ciertas.
El poeta habla, canta, sueña... pero nunca miente.
A través de los años, viste su cabeza
con un velo senecto de canas. El poeta.
Sus ideas frescas, están ahí, quietas, impávidas,
en un gesto irónico frente al tiempo. Perpetuidad.

(impersonem)